03 agosto 2005

Revistas imposibles: "Bichos"

Mucho antes de que Pixar imaginara siquiera la superproducción-plagio de animación de la hormiga azul y los siete magníficos, un grupo de dibujantes españoles ya había parido la que seguramente es la revista de cómics más peculiar que se ha editado nunca en nuestro país, Mongolia.


1986, por el culo te la hinco

Corría el año 1986, el hombre acababa de poner el pie en Saturno, Marco Antonio correteaba tras las faldas de Cleopatra y la Editorial Bruguera dejaba en la calle a todos aquellos dibujantes, guionistas y colaboradores que con tanto éxito había exprimido durante la llamada "Era Bruguera". A lo largo de los años se había procurado la apropiación de los derechos de los personajes creados por los autores y los había vendido a precio de saldo al Grupo Z, quien no dudó en cancelar de un plumazo colecciones con décadas de historia y vampirizar su fondo editorial. Pero vamos a dejar de un lado el tema, que me pone de muy mala leche y aquí hemos venido a derreír.

La cuestión es que la generación de oro de la historieta española se veía condenada a la miseria por culpa de prácticas caciquistas y tuvieron que empezar de nuevo a buscarse la vida. Grijalbo se avanza y sale a la busca y captura de los icónicos Ibáñez, Raf, Escobar… y logra editar una revista tan buena como "Guai!" , de la que hablaremos un día de éstos, si el tiempo lo permite y la autoridad me cobija una buena sombra.

Era el momento de ocupar el vacío que quedaba en un mercado monopolizado casi en exclusiva por Bruguera, y empezaron a surgir iniciativas como la mencionada "Guai!"; un nuevo "TBO" bastante rancio, que se salvaba por Gotlib, Sempere, Ramis, y poco más; y un proyecto curioso llamado "Garibolo", con Ramón Casanyes (uno de los mejores clones de Ibáñez) y Manuel Vázquez a la cabeza y algunos primeras espadas de Bruguera detrás (Miguel y Cos, Gosse y Jaume Rovira). Si no te suena ninguno de estos nombres o naciste después del Naranjito o no tuviste infancia.


Quiero tomar lo mismo que se tomaron ellos

De manera paralela, la misma editorial, "Compañía General de Ediciones" lanza el primer número "Bichos", otra revista de cómics infantil-juvenil… con la peculiaridad de que todos sus personajes eran monstruos, insectos o cosas raras en general.



He aquí un proyecto arriesgado de verdad y no la Biblioteca Marvel de Howard el Pato. Por cierto, lo del póster del Grupo X no es ninguna guarrada, que tenéis la mente sucia y esto no es el de Jotacé


Parece mentira que algo así viera la luz, ¿verdad? Pues existió, no es un fallo de Matrix. En su primer número ya apuntaba maneras: personajes gamberros, muchas secciones dedicadas a enganchar al público y jóvenes valores a los lápices. Josep Maria Beá fue el que estuvo al cargo la primera docena de números (más tarde lo dejaría en manos de la editora de "Garibolo", Montserrat Vives).

Casi todas las historias iban firmadas por desconocidos y en realidad estaban protagonizadas por personajes del todo normales, sin ninguna característica monstruosa apreciable más que el físico. Vamos, que podrían haber sido personas corrientes y molientes y no habría pasado nada. Pero anda que no molaban. Un repaso rápido de los principales:

La envidia de los seguidores de los quince CSI.
Haz clic aquí para verla a mayor tamaño.

La revista siempre empezaba con la Bichoteca, un muestrario de bichos más o menos divertido (y patillero) cuyo esquema repetiría Ramis con bastante éxito.

No sería el argumento más original de la historia, pero sigue siendo mejor que lo que hace Gaiman

Serpenman era un Superman con cuerpo de serpiente y brazos musculados. Ni más ni menos. Sus historias solían ser bastante chorras, incluso sosas, pero acababan resultando entretenidas porque tenía superpoderes. La verdad es que no era la mejor historieta de la revista, pero a mí me daba igual porque siempre había hostias. Acabó convirtiéndose en el emblema de la revista e incluso protagonizó historietas seriadas, supongo que con vistas a convertirlo en álbum. Aguantó hasta los últimos números, como un campeón.

Echo de menos un bocadillo que diga: "os jodéis"

Dino y Saurio eran unos trasuntos de Zipi y Zape que sacaban malas notas, que hacían travesuras y que se metían en líos, mientras un grillo con barretina que era su padre les esperaba en casa para echarles la bronca. Bastante rollo. El mismo autor dibujaba a veces Caperudrila, una caperucita con pintas de cocodrilo que estaba bastante mejor.

Algo de mala folla sí que tiene, el cabrito

Sustón era uno de mis favoritos. Trataba de un monstruo muy feo (en comparación con quién, me preguntaba, porque no es que el resto de personajes fueran mucho más guapos) al que le encantaba asustar a sus conciudadanos. De hecho, en la vida se le vio trabajar, así que supongo que tendría un sponsor o algo. Algo así como Acebes y la FAES. Jaime Martín (sin relación con el Miguel Ángel Martín, supongo) acabó hartándose de Sustón y creó a Trompón, cuya trompa y estornudos siempre provocaban hilarantes situaciones (qué asco de frase). Lástima que no dibujara un monstruo con un gran miembro viril, porque el nombre estaba cantao.

A veces los gases molestan que es una barbaridad

Trompetillo era el bicho verde que véis arriba, que tenía la puta manía de explotar cada tres minutos. No sé qué cogno de evolución natural justifica que alguien explote y se recomponga continuamente, ni como duerme, ni por qué narices no va a un bichicientífico a que le cure. Pero es así. Divertido de vez en cuando, soporífero la mayor parte de las veces.

¡Niños, no os acerquéis al Bichiduque de Feria!

Bicho's School estaba dibujada como los ángeles, con muchos personajes diferentes, pero con poquita gracia y situaciones cientos de veces vistas en Mortadelos y Zipizapes. El título lo dice todo: trataba de una clase de alumnos que eran… pues eso, bichos, no me haga repetir las cosas, Gutiérrez.

La Rana Aventurera acaba de encontrar la casa de verano de los Aznar

La Rana Aventurera y su fiel montura Dragoncio eran exploradores con bastante mala pata. Él era un Indiana Jones con ancas, afable y confiado. Drangoncio, por el contrario, era miedoso y un poco capullo. No sé bien por qué pero solían encontrarse con personajes bastante de cuento muy en la línea Willow: princesas, aldeas sometidas por un ser malvado, Val Kilmer… (éste último dato puede no ser verídico, es más, es bastante probable que me lo haya inventado)

Parecen unas pancartas graciosas, pero no son nada comparadas con las del Foro de la Familia

Los Grub tenían un nombre sospechosamente parecido al del famoso extraterrestre de Eduardo Mendoza, aunque fueron editados cinco años antes. Era la época de "V" y los marcianos invasores estaban de moda. Los Grub eran una raza guerrera con pintas ridículas (tener la piel Rosa Bertín -repetimos la broma- y una mascarilla de oxígeno en la cabeza no genera demasiado respeto) y fracasaban una y otra vez ante los inferiores humanos.

Creemos que no está hablando de Nuria Bermúdez

Coco Pocatela primero y "Big Bang" después (una típica space-opera con chulito, tía buena y rarito) fueron las creaciones de Miguel & Cos para "Bichos", aunque siempre tenían un personaje o una historieta de relleno para la ocasión, igual que Vázquez. Contaban con el mejor desfile de mostros de toda la revista, sin duda, y hasta acabaron serializando "Big Bang".

Vázquez tratando la homosexualidad (o no) en una revista para niños.
Si esto no es un genio, que baje Dior y lo vea

Manolo (verídico) fue el personaje que el maestro Manuel Vázquez escogió para dar rienda suelta a sus chistes de absurdos y de caraduras marca de la casa. En cada número había una tira, una ilustración, una portada de Vázquez, uno de los mejores y más prolíficos autores de la historieta española de todos los tiempos. En aquel momento, tras la muerte de Bruguera, Vázquez dio cancha a sus historietas sobre el B i n g o, sobre el sexo y sobre lo que le apeteciera en múltiples publicaciones. Lo más light, que no lo peor, ni mucho menos, lo reservó para Manolo y para Gú-Gú, la historieta surrealista por excelencia y una de mis particulares debilidades, que también encontró hueco en "Bichos". Vázquez salvaba la revista en más de una ocasión y prácticamente todo lo suyo merece la pena. Si no tienes los "By Vázquez" que editó Glénat hace ya unos años, ya tardas en ir a comprarlos, gañán.


Bicho lo será tu madre

Si "Bichos" tenía una cosa que la hacía muy especial eran las 5 ó 6 páginas (de 36) que reservaban siempre para publicar cartas, dibujos, concursos… En "Tú también eres un Bicho" realizaban un fotomontaje con la cara de un lector, de lo más grande que te podía pasar entonces. ¡¡Imagináos vuestra cara en un bicho de Vázquez!! Estos niños no saben lo que tienen.

Tongo, eso es un Skrull por la gloria de mi madre.
Haz clic


De todos modos, la mejor iniciativa de todas fue "La tira sin fiiiin", un concurso (del que se publicaban los ganadores un poco de uvas a peras) en el que se planteaban situaciones que tenían que acabar con un mostro que tenían que dibujar los lectores. Una idea genial, lástima que no tuviera continuidad en otras revistas. Por cierto, algunos de los dibujos iniciales parecen fusilados directamente de otros cómics y por la patilla.


Se jodió el invento

La revista aguantó muy bien el tipo durante casi 30 números. A partir de ese momento, ya no era lo mismo. Los bailes de personajes, la supresión paulatina de las secciones de los lectores y encarecimiento progresivo del precio (pasó de 125 a 150 pesetas en menos de 40 números, casi como en los cómics de Norma) fueron destrozando el magnífico proyecto inicial. La calidad de las historias fue muy a peor, apenas tenían una pizca de la mala leche del principio, y "Bichos" acabó cerrando. Una lástima, porque como revista de cómics bizarra tiene pocas que le puedan hacer sombra.

El último número del que tengo constancia es el 37, con una portada lamentable del Inspector Gadget (qué no sé qué pinta aquí) y apenas 4 historias en el interior, más una de tiras. El resto es todo Gadget, en lo que debió ser un intento desesperado de aumentar las ventas. Era 1987 y ya quedaba atrás 1986, una época de quema de sostenes, de conciertos en el barro y de paz, amor y solidaridad. Llegaba el temible año 1988 con el malvado tigre
Portada del Maestro para esquivar la tentación de poner a Gadget.

Se retaparon mal los ejemplares sobrantes, desordenados y en ocasiones boca abajo, en lo que se llamó "Festival Bichos". Sin las portadas, mal encolados y con tapas nuevas, eso sí. Nunca sabes lo que te podías encontrar. Tengo en mis manos el "Festival Bichos 7" que contiene el 15, el 16 (del revés) y el 23. Como un Kinder Sorpresa, vamos. Riéte tú de la página fantasma del Superman / Batman.

Sea como fuere, siempre nos quedará París, o Cuenca, para el caso. Hace mucho que no se ven "Bichos" por las tiendas de segunda mano, pero si ves uno, no lo pises, dale 50 céntimos al caballero y llévate a casa un ejemplar de la revista que nunca existió.
Y aluego me lo vendes, pirata, que me faltan un montón todavía.

Etiquetas:

18 Cosas al respecto:

At 03 agosto, 2005 23:37, Blogger Ñbrevu dijo...

Jodó. Eres una enciclopedia, macho. No tenía ni idea de la existencia de esto, aunque a los autores sí los conocía, y la movida aquélla de los Guai!, Grijalbo y Bruguera también.

Hay que ver qué cosas se hacían hace 20 años, ojalá hubiera iniciativas así de bizarras en la actualidad (lo más parecido que hay es Mister K, creo... con eso lo digo todo). Y ojalá estuviera aquí By para subir la categoría de esas iniciativas, leñe. Siempre se mueren los mejores. Cómo me he reído con el chiste de la acera de enfrente :D... (y además es evidente que el marciano es el propio Vázquez).

En fin, a ver si termino el artículo de los Calatrava y lo mando, pero no te esperes nada de este nivel, que eso no está a mi altura.

 
At 03 agosto, 2005 23:59, Anonymous monchitoman dijo...

¡Gran artículo!




Pero de verdad de la buena, me gustan mucho esas miradas nostálgicas a revistas antiguas y si estan tan bien documentada como esta pues cojonúo oiga.

 
At 04 agosto, 2005 00:14, Blogger Sophia Petrillo dijo...

¡Dios santo! Mira que soy muy de los tebeos, pero jamás había oído hablar de BICHOS. Y participaba Vázquez, uno de mis iconos. Qué interesante artículo para los aficionados.

Lo que veo es que estos tebeos iban un poco en la onda superheroica, aunque fuera de chufla, y a mi esto no me llamaba la atención. De todos modos, la idea del fotomontaje con tu careto y el dibujo de Vázquez me ha parecido lo más.

Tengo pensado un artículo sobre Ramis y sus personajes, a ver qué me sale. Necesito algo más de documentación.

 
At 04 agosto, 2005 08:20, Blogger EmeA dijo...

Yo tengo en alguna parte eso de Bichos con el Inspector Gadget. Me vais a hacer buscarlo y todo

[Y ya de paso aprovecho para desmentir los maledicentes rumores que dicen que a la persona que linkó TFW en ADLO! no le gusta este weblog. De hecho, el encargado de mantener la plantilla del blog de ADLO! fue precisamente el que sugirió en primer lugar TFW como nuevo enlace, sugerencia que fue rapidamente aprobada y apoyada por otros miembros de nuestra desorganización]

 
At 04 agosto, 2005 10:14, Blogger EstifenJouquins dijo...

Gracias por lo de enciclopedia ;D pero en realidad todos lo datos vienen de releerse estos días la docena de números que tengo por casa. Y sí, es una lástima que ya no haya revistas para niños como las de antes (mode abuelo ON), pero pasa lo mismo con los dibujos de la tarde y tantas otras cosas.

Bichos no era una revista de superhéroes, ni mucho menos. Lo único parecido era Serpenman y se acerca más a Pafman que a Superman. El resto, si llegar a ser un clon de Mortadelos y Zipizapes como fue Guai!, era lo habitual en las publicaciones Bruguera.

Gracias por el apoyo, EmeA, si es que sois más majos que las pesetas ;) De verdad que nos ha hecho una ilusión bárbara que nos enlacéis. Los rumores los dejamos para otros.

Por cierto, subastan varios números de Bichos por internet y valen una pasta (¡2 euros!) . Y el primer retapado, 12. Qué brutos.

 
At 04 agosto, 2005 13:17, Blogger J Calduch dijo...

Brutal el Vázquez autoconvertido en bicho.

 
At 04 agosto, 2005 14:56, Blogger Melonkid dijo...

Yo soy el maledicente, pero es que soy malo y me gusta malmeter :-p

 
At 04 agosto, 2005 17:53, Blogger Ñbrevu dijo...

Me estoy acordando ahora de la iniciativa aquélla que planteamos en el foro, acerca de un escaneo masivo de tebeos de este tipo... ¿se llegó a hacer algo concreto?

 
At 04 agosto, 2005 21:24, Blogger EmeA dijo...

"De verdad que nos ha hecho una ilusión bárbara que nos enlacéis"

El mérito es de los que hacen algo que merece la pena ser enlazado. ¡Y declaro oficialmente cerrada la ronda de peloteo mutuo!

 
At 16 agosto, 2005 00:45, Blogger Afrodito_A dijo...

Obladí, obladá... ¡BICHOS!

Grande Stifen, creía que esa revista era producto de mi imaginación.

Y no has mencionado la parte más interactiva de la revista; una página con un monstruo dibujado que, si mirabas al trasluz, veías lo que había cenado anoche otro dibujo en la carilla contraria).

Muy bueno.

Jo, Serpenman...

 
At 04 agosto, 2007 13:05, Anonymous Anónimo dijo...

Joder, cómo puede alguien llamarse a sí mismo fan de los cómics y no haber oído hablar de "Bichos"? Yo aprendí a leer con esa revista!! El artículo me ha parecido cojonudo, aunque creo que has sido un poco malo con personajes que a mí me encantaban como la Rana Aventurera o Dino y Saurio, claro que por aquel entonces yo tenía cuatro años y tampoco me andaba con exigencias. De todas maneras echo de menos que menciones otros personajes como Bacterio y Leucocito o Simplonato, que también eran despollantes. En fin, todo lo bueno se acaba, y sin duda lo de meter al Inspector Gadget fue una cagada de las que hacen época.
Pero eso hace a los primeros número más entrañables..

 
At 07 agosto, 2007 12:08, Anonymous Jordi Via dijo...

Buenas!!! Yo tenía 12 o 13 años cuando compraba esta revista. Llevo años buscando por todos los sitios donde he vivido algún número... impossible snif, snif...Me ha alegrado ver que alguien colecciona numeros de mi revista añorada.
En uno de ellos hubo un concurso de dibujos y yo, si no recuerdo mal, quedé en tercer lugar o algo así. la verdad es que me daba igual el puesto y el premio (que nunca llegó) pero me hacía especial ilusión verlo publicado. Me preguntaba si no tendrás el número en el que salen los dibus que hicieron los niños publicados. Sólo un escaneo me haría muy feliz. Mi nombre Jordi Via y este mi blog; http://lilvia.spaces.live.com/

 
At 08 febrero, 2009 19:31, Blogger Oscar+AB dijo...

Qué genialidad la de Vázquez y qué sorpresa!!! Menudo subidón te ha debido dar al verlo!! (vengo del foro de la T.I.A.)

 
At 24 septiembre, 2009 21:26, Blogger Jesús de Cos dijo...

Gracias por el impresionante artículo (¿de Estifen?) y a todos por sus contribuciones. Como parte de aquella movida, abundo en la satisfacción por el lujazo de tener a By con nosotros (hasta fue jefe de redacción en la época Montse Vives, el mejor redactor jefe de la historia, puesto que no mandaba nada y pasaba de todo, pero Montse lo puso para que ganara más pasta, creo yo, e hizo muy bien. También quiero reivindicar la aportación del maestro Beà, que de dio el carácter y el tono a lo mejor de la revista (además, como es tan camaleónico, sospecho que muchos de los "desconocidos" eran él mismo, en alguno de sus diversos avatares). Gracias a Ñbrevu, que me ha pasado el enlace, y gracias a todos: uno tiene la impresión de haber hecho algo en esta perra vida, después de todo. Le enviaré el enlace a Miguel, que seguro que también dirá algo.
Un abrazo,

Jesús de Cos

 
At 26 septiembre, 2009 19:52, Blogger EstifenJouquins dijo...

La ilusión que me ha hecho que tú, Jesús de Cos, que el otro día le explicaba alguna de tus contribuciones a un hijo de la LOGSE, hayas comentado por aquí. Pues sí, soy un enamorado de la Bichos, y era mi revista favorita con diferencia. Valga para todos vosotros un pequeño homenaje en este callejón de internet.

¡Gracias por avisarme, Ñbrevu!

 
At 02 junio, 2011 21:27, Blogger Víctor dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 
At 02 junio, 2011 21:29, Blogger Víctor dijo...

Probablemente la revista espańola mas subestimada jamas publicada en nuestro pais..me ha encantado la entrada, yo tambien aprendi a leer con ese cómic! Pero se te ha olvidado decir que, para ser una revista para nińos, a veces daba un miedo que te cagas, recuerdo perfectamente la historia de "Facundo, el nińo radioactivo", en la cual el protagonista al final de la historia y con dos cojones se comia el planeta Tierra mientras decia "Sabe a manzana podrida", u otra en la que un chaval tira a una vieja por el hueco del ascensor para que el monstruo que alli habita se la jale a ella y a su gato..mal rollo, pero molaba cuatro pueblos..A todo esto, por la parte del humor, no mencionaste a Simplonato, un bicho con un sólo cuerno que de tan lerdo que era (De ahi su nombre) era el mas humano de todos los "bichos" hasta el punto de enternecer y todo.

 
At 15 agosto, 2016 12:50, Anonymous Anónimo dijo...

Hola!! Yo soy del 82 y empecé a leer BICHOS a principios de los 90 y desde aquel entonces les tengo un cariño bárbaro. Tanto es así, que a mis actuales 34 años me he hecho con toda la colección (43 números) comprándolos en varias páginas de internet (Wallapop, Todocolección, etc..).

Leerlos actualmente me teletransporta de inmediado a mi niñez y a los buenos ratos que me hicieron pasar las aventuras de Dino y Sauro, Gu-Gú, Sepeman, Sustón...y sobre todo mi favorito: TROMPETILLO. ;-)

Los guardo todos con mucho cariño y con grandes deseos de tener hijos pequeños que lean mis viejos tebeos de Bichos y pasen tan buenos momentos como los que yo disfruté en su dia, hace ya mas de cuarto de siglo...

Fuerte abrazo para todos y larga vida para la revista BICHOS!!!

 

Publicar un comentario

<< Home