10 noviembre 2005

Arqueología ludo-informática I

El emulador Mane es un programa que posibilita el empleo de las roms que se puede uno bajar de sus arcades favoritos y jugar con ellas en el ordenador.

¿Qué me quieres decir? Pues volver a jugar en casa a:

-Puzzle bubble (¡Maldita fase 8!),

-Pang, (¡Déjame la vida a mi!)

-Street fighter II ( ¡A Guile no se le salta! )

- Aquellos de la Neo-Geo

-Bla bla bla

Y mas de uno dirá: “Y a mi que me importa” y otros “ A buenas horas te enteras”. Bien, ya voy al meollo del tema, uno termina instalando los típicos juegos y se empieza con la arqueología. Juegos que pueden estar bien y haber aparecido solo para el mercado japonés y/o americano, juegos que baja uno al azar, juegos en que uno se equivoca en su identidad. Normalmente se dispone como única ayuda para saber en que consiste el juego en poco mas que un fotograma de una captura de pantalla.

Es suficiente para identificarlo como lucha de 2D, juego de avioncito o plataformas, y uno termina encontrando joyas sueltas. Pero ¿Para que hablar sobre las joyas si también se topa uno con pufos tremendos que son todavía más interesantes de comentar?

Tras este largo preámbulo, rarezas, cutrerío y demás fauna encontrada en el Mame:

-Dino Rex

Let me some sugar, I'm your neighbour...

Perpetrado por Taito en 1992 es el típico juego de lucha en 2D (Como el Street Figther , vamos) Lo principal en este tipo de juegos es la jugabilidad. En el caso de este juego es NULA, pero quien demonios se va a dar cuenta del control ortopédico si quienes se pegan son dinosaurios. ¡Dinosaurios! En una intro con música molona de bongos y cuernos podremos elegir entre

-Tiranosaurio: Un bicho muy grande que comía otros dinosaurios y visitantes de parques de atracciones. Le chifla el sushi y bailar a al luz de la luna….

-Triceratops: En parque jurasico es aquel bicho tirado en la hierba porque tenía gases.

-Allosaurio: Como el T-rex versión reducida.

-Ceratosaurio Otro como el T-rex, pero en escala 1:2, si no les sirve de guía para orientarse les diré que era un carnisaurio y saurisquio, pardiez.

-Pachycephalosaurio. Dinosaurio vasco, se caracterizaba por embestir con la mollera cual cabra a sus congeneres.

-Stygimoloch: Que en su casa le conocerían, y viene a ser como un triceratops pero andando a dos patas, y tenia manitas como los humanos.

Cada uno tiene su movimiento especial y se permiten tres de estos por fase, vease cabezazo, golpe de cola, calvar los cuernos...etc. Si consiguen hacer uno avísenme. Vale. Se que hacer un 270 grados con un joystick y apretar un botón no debería ser difícil. Pero intentarlo con cursores y con ese horrible control entra en la categoría “Imposible”, con referencias cruzada a la sección “Olvidalo” y “Mejor me tomo una birra”

Pero nosotros no somos el dinosaurio sino su entrenador. Básicamente dirigimos a nuestras mascotas a latigazos en la mejor tradición de peleas de gallos. Como todo el mundo sabe humanos y dinosaurios coincidieron en el Triasico, y recientes descubrimientos apuntan a una gripe humana que dio salto a los dinosaurios, la cepa H7N3 hundido en concreto, como causa de su desaparición. Si perdemos el combate un pterosaurio vendrá y nos tirara a su nido donde serviremos de pienso para los pequeños pterosaurios. Verídico. Si ganamos el alimento regurgitado a los polluelos será el entrenador rival y nosotros seguiremos nuestra ruta fija por los poblados hasta llegar a la montaña. Seguro que allí se trama algo gordo pero no he llegado nunca tan lejos. Si logramos ganar tres combates seguidos entramos en la fase de bonus, donde se produce un salto temporal y nos plantaremos con nuestro dino en medio de una ciudad moderna sembrando la destrucción y acabando con coches, helicópteros de la policía y viandantes. Es largísimo el bonus, digna recompensa al sufrido jugador que ha llegado allí, y lo que mejor del juego.

Esto es un salto en condiciones y no el salto del tigre. ¡Dinosaur's Kung-fu!


Las peleas entre los dinosaurios son espectaculares con coliseos que se derrumban ante el peso de un dinosaurio que sale despedido, torres que se caen, rocas que se parten, mordiscos múltiples, pataditas ridículas, coletazos varios, golpes de eficacia nula, y golpes de daño masiva, todo descompensado. Los gráficos del estilo del primer Mortal Kombat pero con muñecos de plastilina, creo. Si no ha quedado claro este párrafo lo resumo: “Es prácticamente injugable”. El tiempo de respuesta del control se aproxima al ritmo de un latido de corazón de Fraga.

¿Por que jugar a este engendro? Si buscan un reto a su altura, les gusta ver dos dinosaurios partiéndolo todo y dándose jaliscos entre ellos, o simplemente les pica la curiosidad de ver como es el presente artificio, este es su juego. ¡Demonios! si consiguen llegar al final o decirme como es el segundo bonus no duden en ponerse en contacto conmigo. Y satisfago mi curiosidad, que me tiene comida la moral.

En próximas ediciones mas y peor.

Etiquetas:

6 Cosas al respecto:

At 10 noviembre, 2005 21:34, Blogger Ms.Griss dijo...

JAJAJAJA

Pues me han entrado unas ganas tremendas de jugar.... al puzzle bubble.

Esperamos nuevas crónicas de juegos aún más cutres (si los hay)

 
At 11 noviembre, 2005 11:11, Anonymous pennywise dijo...

Solo por ver como el dino se zampa al entrenador ya vale la pena el juego

 
At 11 noviembre, 2005 13:37, Blogger EstifenJouquins dijo...

Pues tal y como está planteado, aunque parece que estás diciendo "alejáos de él como la peste" sé que susurras "jugad... jugad..." Yo pico, seguro. :D

Los dinosaurios molan casi tanto como los zombis y los bichos gigantes que arrasan Tokio.

 
At 11 noviembre, 2005 20:21, Blogger vomiton dijo...

oeee, Spielberg es un copión...digo

 
At 12 noviembre, 2005 22:13, Blogger Roberto Iza Valdes dijo...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 
At 12 enero, 2006 15:25, Blogger Roberto Iza Valdes dijo...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 

Publicar un comentario

<< Home