16 julio 2006

Coulrofobia: ¡Venid a mi payasos!

Jamás pensé que pudiera tener un nombre científico, pero fíjese usted que si. El miedo a los payasos tiene un nombre específico definido y se llama coulrofobia. En esos adorables pintamonas cuya misión es hacer reír a grandes y pequeños algunos encuentran cierto lado siniestro.

No solamente algunos, imagínense algo tan inofensivo como Ronald McDonald entrecerrando los ojos de forma siniestra en modo maniaco cabrón. Acojona. Porque, después de todo, un payaso es un tío disfrazado de forma que sea imposible reconocerle sin maquillaje. ¿Y quien tiene mas fácil ganarse la confianza de un niño que un payaso? Michael Jackson lo tuvo muy claro y su progresiva decoloración tenía su fin en ganar parecido con un payaso y así ganarse la confianza de los niños para…vender más discos, digamos. ¿A alguien le extrañaría que cuando se le termine de caer la nariz se implante una bola roja por nariz?

Esos colores chillones y estrambóticos son perfectos para ser adoptados como imagineria visual de personajes siniestros. Aquí van unos cuantos ejemplos:

IT: El payaso que acojona por antonomasia. Léase tanto en la adaptación televisiva como libro. En Derry, un pueblo de Maine surgido de la retorcida mente de Stephen King, ser niño es una cosa bastante jodida. Puedes terminar convertido en almuerzo de forma relativamente fácil. El responsable es IT. “Ello” es un ente maligno que en ocasiones adopta la forma de un payaso asesino de nombre Pennywise. Una vez que ideo esta encarnación allá por 1986, el bueno de King, supo que había encontrado la fibra del miedo en el lector. El libro en si es largísimo (Demasiado ambicioso para su habilidad como escritor en opinión personal) y sirve de terapia personal para volcar su impresiones/miedos sobre la infancia. Pero leído a cierta edad (O siendo susceptible a la novela de terror) acojona muchísimo. Hubo una adaptación para la televisión en forma de 2 entregas bastante irregular, pero que su principal acierto se acertaron con es la caracterización de Pennywise.

Tiene la cabeza como una bombilla y conjuntivitis.

Payasos asesinos del espacio exterior. Un clasicazo enorme de la serie B. Divertidísima película. El titulo es suficiente para describir la película. No hay más. Toda la iconografía de los payasos y parte de la cirquense se aprovecha en esta película. La nave espacial es una carpa de circo, las palomitas de maíz y los algodones de azúcar tienen su papel en la peli. A destacar frases míticas como “Tranquilo Dave, solo queremos matarte” y la excepcional canción inicial. No nos entretienen con absurdas explicaciones, ni elaboradas teorías, ni complejo desarrollo, el atractivo del film consiste en ver a la colonia de payasos asesinos extraterrestres cometiendo tropelías. No seria mejor ni metiendo zombis.

¡Que viva Gomaespuma!

Joker: Aun estando su “look” mas inspirado en las representaciones clásicas de los comodines de la baraja francesa o del Loco del tarot, que en la imagen clásica del payaso, debido a ciertas encarnaciones le villano tiene su sitio aquí. El Joker es la némesis de Batman, su antitesis. Si Batman es la lógica pura y dura (aunque debidamente retorcida en según que tratamientos del personaje) el Joker es un personaje grandioso por ser ilógico. Si Batman tiene un código moral definido, rayano en la obsesión, el Joker no es malo ni bueno, es simplemente amoral. Cuando Batman es un héroe minimalista, para nada entregado a los excesos, el Joker se entrega a ellos y a su histrionismo. Este gran villano fue injustamente denigrado por el comic code, que trajo un nuevo tono a las historias del Murciélago, y que fue transformado en un personaje caricaturesco, como se puede ver reflejado en la serie de televisión.

¿Que si me doy mi consentimiento para aparecer en
la hora chanante?

Destaquemos que es frecuente ver a villanos con una mascara de payasos. No exactamente un payaso por tanto, como en Saw como ejemplo mas reciente. También es curioso lo recurrente que ha sido en el mundo de música el empleo las mascaras de payasos en actuaciones en directo (Mr Bungle, Insaen clown posse, Slipknot...)


Todo mola más con zombies, con conejos gigantes, y también con payasos asesinos. Yo sigo apuntando en la lista para hacer un día un gran crossover.

Coulrofobia, ¡tócate los cojones!, ¡¿No había mas nombres?!

Etiquetas:

2 Cosas al respecto:

At 20 julio, 2006 13:02, Blogger CoRLe0nE dijo...

Tal vez lo acojonante del asunto es precisamente la paradoja entre algo que debería ofrecer el sentimiento contrario al que nos genera. Suele ser un gran desconcierto. Efecto que se explotó en las películas de "El muñeco diabólico" o en "Quien puede matar a un niño?", genial (lo digo en serio) película de Chicho Ibañez Serrador. Pero sinceramente, me da mucho más miedo que Melendi vaya a ser protagonista de un videojuego. Acojona, tronco, acojona.

 
At 12 mayo, 2007 05:49, Anonymous bigsister dijo...

Aquí te plagian:

http://disidentedevekelar.spaces.live.com/blog/cns!38BB651AB2B66D82!390.entry

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home