29 septiembre 2005

LA FAUNA SUBGUAY

Saludos cordiales, amigos lectores. En este mi primer experimento "blog" he decidido analizar de cerca las diferentes subespecies que pueden observarse en el transporte público urbano. Más concretamente, en el metro. La mayoría de nosotros, pobres peatones o pobres pobres que no podemos pagar gasolina, nos vemos obligados día a día a hacer uso del transporte público. Y, hoy en día, esto permite conocer a una amplia gama de especímenes vivos (¡digo cho!) que no pueden verse ni en los documentales de la 2. ¡Y de qué manera!

El pedigüeño/vendedor de kleenex, mecheros, estampitas,...

Se caracteriza básicamente por un aspecto general de homeless: harapos, peleas perdidas contra el cepillo del pelo y olores varios, entre los que destaca el "eau de toilette de bar de carretera". Se sirven de distintos métodos para causar lástima, lo cual da origen a diferentes razas.

Por un lado están las explotadoras infantiles, "refugiadas de la Rumanía", bebé en ristre. Aún no me ha quedado claro si es un bebé de verdad muy endrojado o un nenuco cualquiera, porque les he visto darse más de un coscorrón con las puertas y ¡ni se han inmutado, oigas!



Otra raza, la raza mercadera, descendiente directa de los fenicios, por lo que parece, comercia con estampitas, mecheros o simples pañuelos de papel. Por último, existe la raza "ella_nunca_lo_haría", que utiliza una tara propia para inspirar pena en el público. Se arrastran lastimosamente utilizando muletas, bastones o similares; o bien proclaman a los cuatro vientos sus politoxicomanías (¿tú sabes lo que es una politoxicomanía?). Luego da gusto verles correr para llegar al siguiente vagón antes de que se marche el metro...

Yo soy cantante porque el mundo me ha hecho asíng.

Estos especímenes han digievolucionado hacia las tendencias sociales, de forma que son capaces de formar grupos (más o menos numerosos) para conseguir dinero. Se ayudan de instrumentos musicales, discmans acoplados a baffles o de su propia voz, para intentar "amenizar" el trayecto. Otros se disponen estratégicamente en pasillos de intercambio para atacar por sorpresa, como los velocirraptores... si es que está claro que son la evolución.

Hay algunos que verdaderamente tienen algo que hacer en la música, pero otros merecerían más bien un suave empujoncito a la vía. De todas formas reconozcamos que cuando uno se deja su reproductor de música, no está de más un par de acordes para evitar la cabezada.

Existe una mutación de estos especímenes hacia el entretenimiento más chabacano. Estos mutantes no utilizan la música, sino representaciones con marionetas o juegos malabares para entretener al personal. Y tampoco falta la vertiente chunga (o sea, los "dogflutes"), que kalimotxo en mano, hacen sus numeritos.

La cuarta edad (ya sé que sería la tercera, pero es que las tienen todas).

Sí señor, las abuelas del mundo merecen su propio apartado porque desarrollan un comportamiento característico cuando entran en el transporte público. Serán los gases de escape, serán las vibraciones o será el olor a humanidad, pero la trasformación que sufren las agradables ancianitas al pisar un vagón del metro es digna de un estudio de Iker Jiménez.

Al igual que Jekyll y Mr. Hyde, se produce una liberación hormonal que aumenta el ritmo cardíaco y la mala leche en general de esta parte de la población. Se vuelven feroces, incluso llegan a la agresión, y todo por encontrar un asiento libre o ser la primera en entrar al metro. Desarrollan una especial animadversión hacia las carteras de los colegiales, mientras bambolean libremente sus compras a diestro y siniestro para abrise paso. ¡Y qué colocación en el andén! Seguro que poseen sensores especiales... que tiemble la defensa de los Cowboys de Dallas... LAS OLDIES DE TORDESILLAS ESTÁN AQUÍ.

El sonado, y no hablamos de mocos... en principio.

Ni las advertencias más crueles de nuestras madres pueden ayudarnos a superar el trauma de nuestro primer encuentro con el loco del metro. La comadrona no lo sujetó bien al nacer, la medicación que necesita es muy cara o sufrió demasiadas lobotomías de chico, pero el hecho es que le faltan más tornillos que al mecano de mi hermano.

De nuevo nos encontramos con individuos muy diferenciados con una desviación clara en el comportamiento. Buscan Cristinas (¿qué tendrá de particular Cristina...?), cantan ópera al final del andén, gritan más que Isabel Coixet... o que su doble, se pasean compulsivamente,... y dan giñe. A ver quién no se rila patas p'abajo cuando se le acerca un espécimen con los ojos desorbitados, barba de años y tics abruptos...

El caco, como si el metro no fuera suficiente atraco (rodolí)

Los robos en el transporte público están a la orden del día. Y no me extraña, con los seguratas barrigones que pasean afablemente por el metro. Y no hablemos de sus perros, que todavía me sorprenden aguantándose derechos, con esa pinta de chucho abandonado y famélico. Claro que si los mantienen sin comer, luego corren con más ganas hacia la presa.

En los cacos volvemos a encontrarnos con el comportamiento social, lo cual denota inteligencia. Aunque todavía predomina el ladrón solitario. Su crecimiento es sorprendentemente veloz, casi comparable con el de los conejos. A raíz del incremento de población de esta especie se han puesto avisos por megafonía en varios idiomas, destacando el japonés. Señores nipones, por favor, no le den la cámara a cualquiera para que les haga una fotografía de grupo, que luego pasa lo que pasa...

Y hasta aquí el análisis de la fauna del underground... Sé que este artículo no es comparable a un documental presentado por Pedro Erquicia, pero si les ha interesado, dejen un comentario por ahí abajo, que hacen ilusión.

Etiquetas:

28 septiembre 2005

The Very Worst of The Foreros: "Nos invaden los replicantes (homenaje a Rafa)"

¿Qué te sugiere esta foto?


Prueba otra vez. O entra en el foro.

Etiquetas:

27 septiembre 2005

Los premios Guiness más cerdos

Son una vergüenza para sus países. Los políticos huyen de ellos. Los niños no les piden autógrafos. Ningún anunciante los llama. Su único pecado fue ser unos soñadores, unos ilusos que un día cualquiera decidieron que ellos también querían formar parte de EL LIBRO, pero como era bastante difícil entrar en la Biblia optaron por entrar en el Libro Guiness, refugio de aventureros, suicidas y gente con poco trabajo en general.

La vocación de servicio público de “The Foreros Weblog!” nos llevó a investigar el pasado y los éxitos al más puro estilo “Qué apostamos” de los héroes ocultos de los récords.

La mujer de los mil alientos

Jacqueline y un fan


Jacqueline O’Ryordan, de Alaska y Dinarama coleccionó desde pequeña en pequeños tarros de cristal el aliento que su padre, mamporrero de troncos, le traía de los países a los que se veía obligado a viajar por motivos profesionales.

Son más de mil los alientos diferentes que guarda en el garaje de su casa. La mayoría son anónimos, como es el caso del vagabundo de Kuala Lumpur al que le olía el aliento a perro mojado o un charcutero de Nueva Guinea que exhalaba un curioso olor a polvorones.

Pero una parte de los tarros contienen grandes bafos de famosos, como el de Camilla Parker-Bowles después de mantener sexo oral con una cabra o el de Caco Senante tras la ingesta habitual de seiscientos platos del día. La prestigiosa casa de subastas Sotheby’s se ha mostrado interesada por varios de sus artículos.


La burilla más grande del mundo


Hay gente dispuesta a pagar una fortuna por hacerse con ella

Joshua Miles, oriundo de Antigua y Barbuda, atesoraba debajo de la mesa del comedor de sus padres el gérmen de lo que ahora ya se considera la burilla (o pelotilla, los expertos no se ponen de acuerdo) más grande del mundo. Sesenta y tres años de celoso apelmazamiento de mocos han acabado formando una gran pelota en absoluto viscosa, como podría parecer, si no realmente sólida y estable.

Amable y atento, pese a su dura infancia como mimo en un club de estriptís, Joshua siempre tiene una palabra amable para el forastero que se detiene en su granja de ñús a hacer fotos a la que se considera su obra maestra. Pero no os quedéis a comer por mucho que os insista, que se rumorea que tiene las manos largas.


Lanzamiento de escupitajo olímpico


Instantánea tomada justo antes del accidente

Frëdërïk Sïmönsönën, un rubio y atlético hemipléjico de Lesotho, nunca olvidará la madrugada del 29 de septubre de 1983, cuando logró superar en más de veintisiete kilómetros el récord de lanzamiento de escupitajo que Ataúlfo Ngonga mantenía desde la inclusión de esta modalidad como olímpica, en 1982.

El único de los recordsman que tiene una calle dedicada en su país, Frëdërïk sufrió un coma diabético justo en el momento del esputo ganador, con las graves consecuencias que todos conocemos, además de un sarpullido horroroso en la base de los sobacos. Desde entonces dedica su vida a los niños con golondrinos que no pueden pagarse un cirujano estético y es íntimo amigo de Michael Jackson.


Rompió más de 300 bidés con la cabeza


Miquel entrenando en lo alto del Mulhacén

Miquel Boadella, de Sant Joan de les Abadesses, es el artista marcial más bruto del mundo. Lo demuestran los trescientos doce bidés que rompió en la vecina localidad de Ripoll durante una exhibición aérea. Boadella insistió en que los bidés fueran usados justo antes de romperlos, pero su acompañante sólo fue capaz de lavarse en poco más de ciento cincuenta para acto seguido caer exhausta y morir.

Nadie ha osado todavía siquiera pedirle la hora desde aquél día. Se hace llamar Akenathón y vive en las montañas alimentándose de musgo y huevas de mandril.


Siete litros de pus


Manuela Friedsmann y Andrés Liepij, los afortunados policías

Antonia Lee, de Brisbane (Cuenca), tuvo un grave problema en su adolescencia, con un ataque de acné marsupial que le desfiguró completamente el rostro. La extraña manía de untarse la cara cada día con estiércol no la ayudó demasiado, así como que sus padres la encerraran hasta los treinta años en el sótano de la casa, comiendo en un plato de perro y sin ver nada más que la mano de su madre. Pero dejemos las anécdotas divertidas para otro momento.

Diecisiete años dan para mucho, y en el caso de Antonia, más. Durante ese tiempo, por si venían años de vacas flacas, acumuló litros y litros de pus (no pongas esa cara, es un fluido como otro cualquiera) hasta superar los setecientos centilitros. Los miembros de las fuerzas especiales que la rescataron hicieron uso de tanta cochinada para forrarse, respetando su autoría, eso sí, y la vendieron a cierta cadena de restaurantes chinos que hay cerca de tu casa. Antonia fue descuartizada por un koala berserker.


96 años sin cambiarse los calzoncillos


Zamando, en una foto de archivo

Zamando Petronus, de San Juan del Palomo (Caracas) fue expulsado de su aldea natal en la Capadocia turca a la edad de seis meses y dos días, siguiendo el ritual de emancipación de la tribu chuní a la que pertenece.

Zamando olvidó coger siquiera una muda, el tío cutre, y vagó por el mundo siempre con los mismos calzoncillos de algodón amarillo que le regaló su madre justo antes de lanzarlo a la nieve. Basta decir que cuando murió (contaba con apenas treinta años) los calzoncillos ya no eran amarillos, y prácticamente no se distinguían de la piel. También es posible que se deba a que murió carbonizado en una peligrosa fábrica de gominolas.


La mujer con más comida entre los dientes



Todo esto salió de la boca de Jasmina

Rebecca Miralamecca, Jasmina para los amigos, es una chinochipriota que pasará a la historia de los récords por ser la mujer con más comida entre los dientes. Regente del Hospital Mental para Víctimas de las Teleoperadoras de Michigan (Béjar), afirma no haberse cepillado nunca los dientes, dato que rebaten amigos, conocidos y algunos cabrones del mismo pueblo, por lo que no computa.

Pero lo que sí ha sido comprobado es que un total de diecisiete kilos de comida putrefacta fueron extraídos de los huecos de su dentadura, sin contar los restos de cartón, hueso y alquitrán que se entremezclaban en las muestras. Pero este récord le pasó factura a su salud: Jasmina no volvió a menstruar.


Emocionante, ¿verdad? Muchos campeones más siguen ocultos esperando que se les reconozca su valía. Ante esta injusticia, “The Foreros Weblog!” se mostrará siempre firme. Salud y fuerza, compañeros.

Etiquetas:

25 septiembre 2005

Deportes acuáticos que (me) afectan. Hoy: La natación y su fauna (Parte II)

Retomamos el artículo de la piscinología que el otro día empezúve. Se recomienda que si no se ha leído dicho artículo, se haga antes de hacer lo propio con éste. Éntrenme aquí, y venga -> [Parte I]. Verán que éste 2º tendrá mucha más ligazón.
Y nada, con esta cutre-intro, nos arrancamos.

Los monitores/as



Hola soy monitora y estoy stupenda.


Estos aguerridos trabajadores los patrocina la APIJ: "Asociación Paciencia Infinita Job".
Suelen ser jóvenes que les toca pringar vigilando que ningún nadador sufra percances. Es un trabajo necesario como el que más, pero por las caras que me hacen no lo pasan bien.
Y oyes yo tampoco lo pasaría bien, el muermo de estar ahi sentado y mirar todo el rato a la piscina tiene que ser rayante. A veces, suelen venir compis a charlotear con el pobre monitor, y bueno, poco más. Si acaso, a veces coordinan a las usuarias "mamás" cuando hacen aqua-gym con los bastones de corcho de colores, y también suelen poner música en la piscina (Más abajo hablaré sobre la música).
También te riñen si te cuelas en otra calle, etc...

Velocidad al nadar: seguramente mucha.



Ahora vienen las razas de piscina que no dejan indiferente. Y no lo digo desde la prepotencia ni nada parecido (yo soy un tipo gris en la piscina recuerden), pero están ahí, y sólo que cambiaran de actitud levemente, todos quedaríamos más contentos... En fin, a por ellos.

Las cotorras de pared.

-Pues al novio de Marijóse le huelen los pies.
-No, son los zapatos.

Este usuario de piscina es muy curioso, ya que paga la entrada no para nadar sino para hablar. Mira que esto lo podría hacer en su casa, en el bar, en el parque... No, la tía (porque en un 90% son tías) decide que lo bueno es ponerse en el bordecito de la piscina, como si fuera la barra de un bar, y hale con la amiga a descantillar, y no 10 minutos no, hasta una hora seguida, tan ricamente.
Y yo por qué me quejo? Pues muy sencillo, porque a mi se me llegan a acumular hasta 4 EN UNA MISMA CALLE. Digamos NO a esto. (NO).
Yo he pagado para nadar, no para que cada vez que tenga que dar la vuelta, tenga que hacerme un hueco a codazos: "buenas, hola...". Si quieres hablar, y en la piscina además, (venga nos ha salido la vena "tolerancia"), coña, te vas a la calle infantil, o la calle donde hacen cursillo y te pones en una esquinita ahi sin molestar, y como si te estás 4 horas despellejando a la Mari.

Velocidad al nadar: Lamentablemente, ninguna.

Los disléxicos.



Hola, me ha salido una dislexia en los labios. De la cara.



Esta otra raza me parece increíble. Hago un inciso para el poco versado en piscinología básica. Lo normal en una piscina pública es que las calles se tengan que compartir. Si hay 8 usuarios, 1 usuario por calle, lo normal. Pero en cuanto hay más de 8 usuarios, pues empieza a haber 2, 3 y hasta 4 usuarios por calle. Ningún problema si sabemos convivir. Y qué es convivir? Muy sencillo, circular por la derecha de la calle.
Y aquí está el problema, porque hay gente que le gusta circula por el medio, y/o/u incluso por la izquierda. Qué guay. Claro que igual casualmente estamos invadidos por japoneses, ingleses, indios o australianos. Pero mucha casualidad me parece...
Un día haciendo espalda yo me llevé tremendo cabezazo con uno, y ni buenas tardes me dijo. Fue algo así como: "PLOK! (mirada seria mía controlada, como diciendo "a ver si otro día va por su derecha eh?").

Velocidad al nadar: Variable tirando a lenta. Rachas de marejada en Alborán.

Los lentos en general.



Hola, yo soy lento. Y bueno, por la cara que pongo, tengo problemas.
Además de una pelota de golf en la mano



Luego hay gente con menos culpa, pero que "podrían mejorar". Hablamos de los "lentos". En la piscina todos hemos sido lentos alguna vez. Yo por suerte ya no lo soy, aunque tampoco es que sea un crack. Soy un "normal". Pero los lentos, según mi opinion deberían ir por las calles "para lentos", que mira tú por donde, en mi piscina existen. Así como de la misma manera, existen las calles para rápidos. Hay calles de todos los colores y sabores, cada cual que escoja la suya. Pues no, estamos 3 tíos/as ahí coordinados en una calle, a un ritmo ligero, tan ricamente, y viene otro/a y se mete ahi a 2 por hora, y no discretamente no, sino de una manera tal que no puedes adelantarlo. (Me chivan por el pinganillo, que el forero Eli Wallach una vez adelantó POR DEBAJO, buceando al lento. Oh Dios, yo quisiera haber visto eso!!) Adelantar además es una odisea, porque tienes que hacerlo, talmente como en las carreteras, cuando no te viene nadie de frente, y eso no pasa casi nunca. Así que "cuánta resignacion viendo los piececitos del tio lento chapotear delante de ti".

Velocidad al nadar: el horror, el horror.

Centrifugadoras humanas.



-Chaval, aparta a un lao que mira que mirada tengo.
-Señor, que sepa una pierna asesina suya, es como mi cintura. Y mire cómo grito.


Evolucionando la raza anterior, me he acordado de una raza que normalmente pertenece a los lentos (a veces no), pero que además de "molestar levemente", con estos al menos te ríes, y es más soportable. Y por qué te ríes? Pues porque solo hay que verlos nadar. Suelen ser tíos de unos 140 kg's de peso, altos, peludos, potentes en general, vamos, que tienen la particularidad de que no nadan, CENTRIFUGAN el agua a su alrededor. Y estate lejos de ellos, porque te sueltan una ostia (esta es sin h y con perdón) de impacto. Y es que además de avanzar despacio, además de dejarse la vida en ello, de agotarse hasta el desmayo, ademas de llegar totalmente derrengados y exhaustos a la otra orilla, y además de que nadan con los ojos cerrados con toda su alma, como diciendo "dejarme coño, que cruzo el Arlántico", TE PUEDEN MATAR con un golpe de esos brazos que parecen jamones. Incluso desde LA CALLE DE AL LADO DE LA TUYA te pueden dar un viaje esas patas descontroladas cuando hacen braza. Solo propondría que aprendan a controlar esos cuerpos peligrosos que Dios les ha dado, por el bien de todos.

Velocidad al nadar: muy justos.

Los normales.


Hola, soy el primo normal de Alfreddo Mercurio


Hola, yo caigo en esta categorida. No tiene más. Somos los que pasamos desapercibidos normalmente. No vamos ni lentos ni rápidos, vamos por la derecha, y vamos a nadar en silencio, y pimpam. Poca cosa a decir aquí.

Velocidad al nadar: Normal.



Para cerrar este TOCHO-artículo, comentaré una miscelánea de temas ("miscelánea" es una bonita palabra que hace 10 años no conocía nadie). Los temas son:

Música que ponen los monitores:

Suele ser la caspa más casposa que se pueda oir en la actualidad. Pasa desde OT o Andy y Lucas, hasta incluso cutre-bakaluti noventero valenciano de aquel de melodía machacona cutre con voz de tía que no tenía ni idea de inglés.
La Sofi ya sabe qué digo.
Yo soy muy fans de este tipo de caspa. Y nadar así me anima, qué quieren que les diga. Además bajo el agua se produce el bonito efecto de escuchar la canción intermintentemente cada segundo:

-Ahora la oigo bien
-Ahora la oigo como debajo del agua
-Ahora la oigo bien
-Ahora la oigo como debajo del agua
-Ahora la oigo bien
-Ahora la oigo como debajo del agua




-Eh, eh! Cómo mola el raquetóng de esta piscina


Golpes en la mano:

Cuando se comparte calle, de vez en cuando te llevas un toque importante con la mano del compañero de calle (a veces con el de la calle de al lado!!). Suelen ser involuntarios, pero 1º: como duelen y 2º: qué mal sientan, porque a veces paras y te quedas aturdido como diciendo "le habrá dolido tanto como a mi? porque el tio ni se ha girao", y vuelves a arrancar.Una variación de esto serían los arañazos cometidos por tíos con "uñas de aguila de los pies estilo faeminoycansadescas". No los he vivido, pero tengo compañeros de trabajo que acababan teniendo que pegarse la piel con tiritas despues de sesiones con tíos con uñas peligrosas. Eso está ahí, no me lo invento.


Y hablando de tiritas, tenemos:
La tirita.

La famosa tirita que a veces te encuentras en el agua flotando, por Dios, da bastante cosa. O venimos con las tiritas de casa bien pegadas con pegamento imedio o nos las quitamos, que ya somos grandecitos y la palabra "pupa" ya no está en nuestro vocabulario.


+


Teoría de los culos:

Me chiva de nuevo este tal forero Eli Wallach por el walkie talkie, que tiene una teoría de piscina llamada "La teoría de los culos". Esta teoria reza que todo culo femenino bajo el agua gana muchísimos puntos. Y tengo que decir que inexplicablemente, así es. Y no opinaré sobre los masculinos (que no es lo mío), pero yo creo que se ven igual de chuchurridos... En cambio los femeninos, pues oyes, todos ahí prietos y lustrosos... Misterios de la óptica.
Lo que sí diré es que yo he observado que hay tíos que van a mirar tías y culos. Directamente. Su modus operandi es esperar en la pared al acecho (no nadando, simplemente estando), y se arrancar a nadar cuando una tia se les pone a nadar braza por delante, con el consiguiente espéctaculo y beneficio para el tío que va detrás "que se debe poner las botas o algo". No me lo invento, los tíos semos asín, y eso está pasando.



Parezco la infanta elena con tipazo, wehe.



Y acabamos con el útltimo tema (POR FIN). Un clásico:
El vestuario.

Yo hablaré del de los tíos que es el que me atañe, pero el de las tías será parecido, digo yo. Lo que en vez de tener tios todo el día en culos, pues tendrá tías todo el día en culos y en tetas.
El vestuario tiene un halo especial de desvergüenza. Es decir, es un ambiente en el que sin saber por qué, más o menos te da igual despelotarte, y es ahi donde se hacen las consabidas comparaciones de virilidad. Y hay varias además: Lo peludos o calvos que son los tíos, las tripitas disimuladas o los pechos hundidos... y hasta los colgajos más grandes se pueden ver ahí, o los más pequeños, también llamados cacahuetes.
El caso es que suele ser un alivio ver que todo tío mundo en bolas pierde mucho.Y a 2 metros, detrás de la pared en la que te vistes, está el vestuario de las chicas. Donde está la mayor concentración de tías en bolas que la mayoría de tios haya tenido nunca. Destaco aquí que toda tía en bolas gana mucho.Y Oye (como diría Punset), casi paro de desbarrar, que esto cada vez parece más el guión de porky's.


Les emplazo a que el forero Rambis complemente cuando pueda este artículo con el complemento perfecto: "Fauna de gimnasio". El Rambis este, es un tío muy válido, ya verán...


Un saludo a los animales que les gusta leer, en particular a los pollos, a los grillos y las hormigas.

FIN

Etiquetas:

20 septiembre 2005

Agbar cantaba la rana

¡Qué bella es Barselona! Sus playas, sus gentes, sus edificios. Hablando de edificios, el otro día estuve en la inagurasión de la torre Agbar a.k.a. “Paul John” o “Pollón”. No era una simple ceremonia, que va: si venían los Reyes, y no me refiero a los magos. Asistía la familia Real, y todos en el edifisio estaban nerviosos.

"que contento estoyyyy"

Los fans de los Reyes (no confundir con los fans de los Kinks) se agolpaban a la entrada de la torre, gritan cosas bonitas a Juanca y al yogurt griego. La nota negativa fue la muerte de un joven llamado Maikol, que a los gritos de “Ey, ey, ey, viva el Rey” murió atropellado por el tranvía.
Un poco más tarde, llegó Marichalar, que dejó a su mujer viendo los Teletubbies, y su hijo Froilán. Lo que les esperaba.


"Me tuvo que cortar el pelo el peluquero manco"


Cuando entraron los Reyes, todo eran reverensias. Lo único que tenían que haser la parejita era mirar hasia arriba y tener la boca abierta.
Cuando entraron Marichalar y Froili...bueno, entraron.
Joan Clos, ilustrísimo alcalde de Barselona y rpimo segundo de van Damme´s Inferno, ejersía de siserone. Se dirijieron a los ascensores, mientras hablaban de las maravillas del edifisio.
Marichalar y Froili, al ser segundones, les tocó la visita guiada por las escaleras.
Lo estaba llenado bien, pero cuando en el piso 12 tuvo que coger en brasos a Froilán, se cagó en too lo que se menea.

Mientras, en las plantas superiores de la torre, Clos les contaba a los Reyes que quería poner una fuente en la punta del edificio. Juanca, ya un poco aburrido, se apartó y fue a la escalera y al ver ese huequesito...
¡Joder!, gritaba Marichalar. Le había caído un escupitajo de algún capullo. Estaba en el piso 17. Su hijo Froili, dio un lengüetaso al salivaso caído del sielo.¡ Como su madre, de tal palo tal astilla! desía Marichalar.
Las vistas de Barselona eran bonitas, y llegaba la hora de los canapés. Juanca y el yogurt griego llevaban 3 días sin comer. Arrasaron sin piedad.

En el piso 25, Marichalar paró porque le había cogido una rampa.
Pasado un largo rato, tocaba la sesión de fotos. Todos posaron. La infanta Cristina hasta se cambió de lugar la peca. Pero como todo acto social, llegaba la hora de la despedida y todos marcharon.
Entre bufidos y palabras malsonantes, Marichalar llegó a la última planta. No había nadie, ni tampoco un mísero canapé para reponer fuersas. Y lo peor es que los assensores estaban apagados. Cuentan que en Barcelona se oyó un gran aullido.

Y esto es lo que pasó en la inagurasión. Cualquier acto paresido a la realidad es mera coinsidensia.

Etiquetas:

19 septiembre 2005

Un Día Cualquiera -- Capítulo 1

Una vez en el exterior esperé hasta que el móvil volviese a tener cobertura, mirando alternativamente al móvil y hacia los lados. En la calle sólo estaba el borracho, caído en el suelo y sin moverse, sumido en un sueño profundo...¡Cobertura! Aprete el dos del móvil, empezándose a marcar, con ese sonido tan característico, el número de mí media naranja. Me acerqué el auricular a mi oreja, sólo para oir el característico "El móvil al que está llamando está apagado o fuera de cobertura". "Bueno" pensé, "estará durmiendo". Con este pensamiento me dirigí hacia mi casa. A lo mejor en la tele o en el teletexto decían algo de la huelga.

Por la calle seguía sin haber nadie y, sin saber muy bien por que, empecé a inquietarme. No pasaba ni un coche y sólo oía el viento haciendo sonar las hojas de los árboles y el sónido rítmico del golpear de mis pies contra la acera. Llegué a mi portal, introduje la llave en la cerradura y, repitiendo lo mismo en la entrada de mi casa, entré en mi habitación del piso compartido. Cerré la puerta, tiré la bolsa donde llevaba la comida y los apuntes del trabajo encima de la cama y encendí el ordenador, que usaba como televisor también. Mientras el Windows arracanba abrí la persiana con cuidado, para no despertar a mis compañeros de piso y ojeé el exterior. El día seguía gris y, salvo un perro que ladraba, no se oía ni se veía actividad alguna.

Me aparté de la ventana cuando me sacó de mis ensoñaciones el sonido del Windows arrancado y operativo. Me senté en la silla y pinché con el puntero en el icono que activaba la televisión. Al instante se abrió y ...

(Continuará)

Etiquetas:

17 septiembre 2005

Me vendo

Los publicistas son los nuevos ricos. Han conseguido que todo en esta vida sea un anuncio. Y que seamos influenciables (menos mi abuela, que compra en el DIA: incluso tiene un llavero de cartón del DIA). De lo que no se libra la publicidad es de las leyendas negras, de los cuchicheos, etc...aquí unos cuantos:


"Frenaaaaaaaaaaaa"


-DON LIMPIO.¿ Por qué se llama ahora así? Yo lo tengo claro: hubo una rebelión de calvos. Cuando salió por primera vez, a todos los alopécicos se les llamaba Mr, Propper, fueran guapos o no. Harto de esta situación, la asociación C.C.C. (Calvos Cabreaos Chhimpum) empezaron a sabotear las fábricas de este producto de limpiesa. ¿Qué reclamaban? Que se cambiara el nombre del producto. Y tras años de lucha, Mr. Propper pasó a llamarse Don Limpio. Porque, a nadie le ofende que le que le llamen Don Limpio, es más, resulta halagador. Pero Mr. Propper....

-DANET. O la maldición. Futbolista que lo anunciaba, futbolista que la cagaba. Y mira que el producto en sí estaba bueno, pero eran gafes. Vamos, es que daban muy mal rollo. Hasta intentaron suavisar el efecto sacando el “jingle” de natillas Danone (bueno, plagiaron) pero ni con esas. Así que, como Mr. Propper, cambiaron el nombre a natillas Danet. Pero la empresa esta no sabe que la gente tiene memoria, y que no nos engañaran. Bueno, a Ronaldinho si.

-PETISUÍ.También de Danone. Su reiteración de “ a mi me daban dos” no hasia grasia a nadie. Imagino que dessendieron las ventas, porque sino no se explica el cambio de nombre: Danonino. ¿ Tributo a Chiquito de la Calzada o plagio de la Tito-Nano? De todas manera, hase siglos que no pruebo este estofado rosa. Incluso ahora hay de varios sabores.

-CHERRY COKE. ¿ Quién no recuerda sus anuncios?¿ Quién no recuerda la musiqueta de los anuncios? Hubo una importante campaña publisitaria. Toda la juventud quería probarla. Pero, ¿ Cuanto duró? Poco. Poquito. Esta cola tenía más leyendas que Gustavo Bequer. Corrió el rumor de que había droga, de que producía ataques epilépticos...vamos, todo malo. Así que, al menos aquí, pasó a mejor vida. Por suerte, tenemos la Manhattan Cola o estos derivados cutres del super.

-AIRTEL.O como cagarla al ponerle el nombre a tu empresa. ¿ Como puede llamar a una empresa de “tesnologia” como el nombre del detergente Ariel?. Y, risando el riso, veía Airtel y me recordaba al gag de Martes y 13 de Gabriel. Pues eso, poca vidilla tuvo.


"Viva la drogaína"


-Y por último, la leyenda de los niños malditos. “Hola, soy Edu, Felis navidad”. Maldito niño. Ojalá le hubiesen hecho la vaca a tiempo en el colegio. Repelente, odioso, sinputa grasia...vamos, como Moncho Borrajo. Hubo una temporada que creí en Dios, yera porque no me llamaba Edu. Y es que niño anunciando algo en la tele es sinónimo de repelente. Mirad a esta de los Serrano, que está en contra de que se fume. Arghhh, si seguro que de aquí dos años vas a estar pidiendo un papelillo para liarte porros. El niño del Audi, el del Chilindrón...putos criajos.

Pues bueno, este ha sido un pequeño desahogo de la mierda de publicidad. Los publicistas son más falsos que los anuncios de compresas. Así que fuera etiquetas, fuera marcas, desnudémonos todos y hagamos una bacanal. Mañana en mi casa. A las siete de la tarde.

Etiquetas:

16 septiembre 2005

Un día cualquiera -- Capítulo Cero

Era un día aburrido, un martes, día intrascendente cuyo único mérito es ser el segundo de la semana. Sumido en mis pensamientos, caminaba sin prisa pero sin pausa hacia la boca del metro. El mundo, a través del cristal de mis gafas, era del color gris del amanecer nublado.

Por la calle sólo había un borracho, al otro lado de la calle, que se golpeaba suavemente contra la pared, mientras avanzaba lentamente. No le presté más atención y bajé las escaleras hacia la cueva artificial que siempre te recibía con una bocanada de aire caliente, como una entrada al infierno, en este caso urbano.
Saqué el libro que estaba leyendo de mi bolsa, uno intrascendente que hablaba sobre las virtudes y defectos de los actores, contado en clave de humor, y, después de ticar en los tornos, me dirigí hacia el andén distraídamente, leyendo como Robert Downey Jr tuvo su primer escarceo con la droga a los 4 años. Concentrado como estaba, no me di cuenta de que el metro se retrasaba, hasta que por fin levanté los ojos y de la vida y milagros de Steve Buscemi pase a la pantalla de mi móvil para revisar la hora. ¿Las 9:00? No era posible. Llevaba una hora en el andén y no había venido ningún tren. Y tampoco habían anunciado nada por el megáfono. Mmm... ¿Y la gente? No había nadie. En una hora nadie había bajado. ¿Una huelga de la que no me había enterado? ¿O algo más? Con estos pensamientos en mi cabeza, me levanté del banco y empecé a subir la escalera hacia el exterior...
(Continuará)

Etiquetas:

11 septiembre 2005

Los videoclips convirtieron a mis hijos en delincuentes.

Hola amiguitos. Por una vez y sin que sirva de precedente voy a contar como se me ha ocurrido este tema, cuando en un principio iba a hablar de Jesucristo (verídico). Zapeando por los canales tras un aterrador documental del 11-S, he visto lo que a primera vista era porno. Pero inmediatamente me he dado cuenta de que no era una pornstar, sino un videoclip de Jessica Simpson, cantando el tema principal de la versión cinematográfica de Dukes of Hazzard, tema que a su vez es una versión del these boots are made for walking que popularizara la hijisima de Frank Sinatra. S el video en su conjunto no es lo suficientemente erotico-festivo, el final, con unas escenas en las que vemos a Jessica (la futura madre de mis hijos) en bikini fregando el mítico coche de la película, es ideal para el onanismo.

2 big macs por 4 euros.

Asi que me he parado a pensar, la cantidad de videoclips que son realizados para disfrute de otros organos que no son los ojos.

Hace tiempo, cuando nuestros padres eran jóvenes, los videoclips no existian, si acaso las actuaciones en directo en programas de la (única) televisión del país. Los primeros videos músicales eran grabaciones de dichas actuaciones, o videos muy simples, en los que veiamos a unos primigenios Beatles haciendo el moñas o a Nino Bravo cantando en la puerta del museo del Prado. Como hemos pasado de Salomé cimbreandose como un boquerón fuera del agua a las Tatu dandose el filete?

Os propongo otra pregunta: ¿Cuando fue la última vez que visteis una cantante pop fea? no ya gordita, o pasada de años. ¿Existen muchas cantantes tipo Paz Padilla? Señores, el mundo de la música, o al menos el de la música popular, es extremadamente machista. Mientras grupos de cuarentones (U2) o directamente de sesentones (los Rolling) siguen teniendo cabida, y grupos como Gorillaz se permiten no mostrar nunca sus rostros (como si no supieramos que le que canta es Damon Albarn, el de Blur) las cantantes femeninas no han solo de marcarse unos gorgoritos que retan a la física de ondas, sino que además deben bailar, seducir, tocarse o directamente ir de putarracas.

Y esto no solo se le es exigido a grupos de talento cuestionable como las comentadas anteriormente como las Tatu, sino que mujeres con demostrada capacidad de voz, como Mariah Carey (puede gustarte o no gustarte, pero buena voz tiene) tambien se ven obligadas a salir en bikini o vestidas con vaporosas gasas mientras demuestran su capacidad de lanzar tonos a frecuencias ultrasónicas.
Mariah, ¿porque le robas los vestidos a Carmen de Mairena?


Si bien esta tendencia de "fulanización" de la música viene dándose desde los 70 u 80, es en estos últimos años donde más se ha avanzado. Solo así se entiende el éxito fulgurante de un grupo como las Spice Girls, 5 muchachas que parecían sacadas de los primeros minutos de una peli porno mala y cuya única habilidad era el poder permanecer los 3 o 4 minutos del videoclip con los pezones erectos. El problema es que dicho grupo caló en las niñas de medio mundo, y cuando digo niñas me refiero a crias de 13 años, que veian como algo "normal" el salir con tops mínimos, minifaldas y los pezones como si de misiles Tierra-Aire se trataran. Luego vendrían las Bratz, las discotecas light y las webcams. Si señores, esa es la causa de que los crios de 16 años mojen más que muchos de veintitantos.

Estas mujeres hicieron una película, como Cárdenas o Cruz y Raya.

Hagamos un experimento. Vayamos a la página web de la lista de ventas de los USA (billboard.com) y observemos las mujeres que mas discos han vendido esta última semana:


5 - Mariah Carey - "the emancipation of mimi"
8 - Hillary Duff - "most wanted"
10 - Rihanna - "music from the sun"
11 - Kelly Clarkson - "break away"
20 - Faith Hill - "fireflies"

en los 20 primeros solo 5 mujeres (si excluimos a la cantante de los black eyed peas, que tambien está buenorra y siempre sale enseñando chicha) esas 5 mujeres aparecen ultramaquilladas y con poses insinuantes en las portadas de sus discos, las 5 están de buen ver, 2 de ellas no son ni mayores de edad (Mariah Carey 35, - Hillary Duff 17, - Rihanna 17, Kelly Clarkson 23, Faith Hill 37) y todas aparecen en sus videos como mitos eróticos.

y estas sacadas de la lista de top20, bajense los últimos videos de Amerie o The pussycats Dolls (en R&B) o de Gwen Stefani, mujer que lo ha ganado todo lo ganable con No Doubt y que pese a eso sigue enseñando ombligo en todos los videos (y que nosotros lo veamos por mucho tiempo). Verán como son videos directamente dirigidos a levantar su líbido.


Pero esto no es todo. Al fin y al cabo a las Spice Girls ya las conocimos con esas pintas cochiniles, pero es que esta malvada empresa fálica discográfica es capaz de pervertir a toda clase de adolescentes. ¿Recuerdan ustedes los primeros videos de Christina Aguilera y Britney Spears, Genie in a Bottle y One more time, respectivamente? Los cambios con respecto a sus ultimos discos son más que notables. La Britney no hace más que salir en trajes de cuero y casi jadeando ante la cámara, y enseñando mas abdomen que mi querida Gwen Stefani, mientras que Christina directamente mutó entre la niña cándida del principio de su carrera y en el video de presentación de Stripped salía en tanga y bikini, se abría de piernas e incluso se frotaba el sacrosanto monte.

Antes y despues. entre las fotos de la izquierda y de la derecha solo median unos 4 o 5 años.

Todo este tocho infumable viene a denunciar algo muy básico. Mientras que a nadie se le ocurriría poner a los ñoños de Coldplay o a los aún mas ñoños de Keane en boxers CK mientras se frotan el paquete, todos esperamos que en el próximo video de J Lo salga por lo menos en bikini. Desgraciadamente uno de los pocos ejemplos de igualdad en este campo era Ricky Martin, con sus pantalones de cuero y sus movimientos follarines de cadera, y desgraciadamente como digo, está desaparecido en combate. Al menos algunos raperos de la muerte como Nelly o Kanye West de vez en cuando asoman abdominal en sus videos, demostrando que puestos a difamar la musica, lo pueden hacer todos.

Solo espero que algún día esta indecencia en la que se censura cuando un artista dice un taco o muestra su dedo corazón pero no importa si en un video solo salen tangas desaparezca algún día. Y por supuesto, que todas esas "cantantes" dejen la música a gente que sabe y se dediquen al porno softcore de una santa vez.

Siempre vuestro, Rob.

Etiquetas:

08 septiembre 2005

Cuando los conejos hablan

Y no es otro testimonio acerca de la cuestionable higiene intima de algunas féminas.

La idea de conexión “trastorno mental–amigos imaginarios” (En un aspecto sin ninguna conexión con temas de enfermedades mentales), tiene un buen ejemplo en la relación “conejos parlantes–humanos”, síntoma de cierta locura a lo largo de la historia y en varios medios. Para verlo más claro: “Cómo ha ido avanzando la relación conejos parlantes humanos y sus conexiones con la locura” también titulado “Todo mola mas con conejos parlantes”.

Alicia en el país de las maravillas

A parte de las fábulas o los cuentos protagonizados por animales, el dialogo precursor mas conocido, y puede que el primero, entre un conejo y una persona se establece en los libros de Alicia escritos por Lewis Carrol. Tampoco es un gran dialogo, puesto que el conejo no hace mas que repetir que llega tarde. Pero como intento pionero fue bueno.

Tan bueno como el resto del libro que cautiva por ese universo fascinante y con cierto toque malsano. La peculiar curiosidad de Alicia la va embarcando en diversas en un mundo fantástico donde un huevo rollizo recita poemas con palabras inventadas. Todas estas alocadas fantasías surgían, bajo pseudónimo de Lewis Carroll, del reverendo Dogson, que además era matemático, y como características también peculiares era zurdo y tartamudo (vamos, que se le juntaba todo al pobre hombre). Pero la verdadera locura de Dogson eran las niñas, de las que como buen aficionado a la fotografía hizo ciento de fotos. En concreto, estaba obsesionado por una muchacha que respondía al nombre de Alice Liddell, a la que le están dedicados los libros de Alicia. La cuestión se vuelve peliaguda acerca del carácter concreto de la obsesión de Dogson con la niña, pero el único dato no especulativo es que llegado a un tiempo la madre de Alice le prohibió continuar viéndola.

Foto de Alicia Liddell de Dogson

El invisible Harvey

Y nos transportamos a 1950 donde James Stewart protagoniza una película llamada “el invisible Harvey” en la que le nominaron al Oscar por su personaje de Elwood

Elwood es un agradabilísimo señor que se pasea tranquilamente de bar en bar tomándose unos Manhattan, pero su hermana y sobrina están muy enfadadas con él porque arruina su vida social al obstinarse en presentar a su mejor amigo a todas sus invitadas. Su mejor amigo es Harvey, un conejo de 2 metros al que solo puede ver el bueno de Elwood y que también es el único que parece oír. Como es lógico su hermana termina por decidir internándole en un centro psiquiátrico y ya esta montada.

La amabilidad y buena fe patológica de Elwood se resume en una frase: "yo, durante mucho tiempo, traté de ser muy inteligente, ahora sólo quiero ser amable". Cada persona que conoce la invita a tomarse una copa con él, y cuando aceptan siguiéndole la corriente, él les pregunta: ¿Cuándo? ¿Le viene bien esta misma noche?

El protagonista es un tío bueno hasta la nausea que reinterpreta lo que ocurre hasta que encaja en su particular mundo, es un borrachín impenitente y ve a un conejo gigante. ¿Tiene moraleja del asunto? ¿Es mejor vivir borracho y feliz que sobrio y amargado?, ¿Es preferible ser idiota y loco pero feliz que inteligente y normal y no sentirse a gusto con un mismo? ¿Quién es el verdadero loco aquí? ¿Si uno se encontrara un pooka en forma de conejo de 2 metros de alto apoyado en un farol lo dejaría allí y seguiría con su vida normal o no? O tal vez todo sea una excusa para hacer comedia.


Infelices para siempre

Y pegamos un salto de tiempo, a los noventa, y de medio, en este caso una serie de televisión.

“Matrimonios con hijos” era una serie que era una parodia de la familia americana, con una pareja que no se aguantaba, unos hijos peculiares y sus miembros eran bastante idiotas, vagos e incultos. Como se puede imaginar la serie tenia cierta dosis de mala leche. Los creadores terminaron cansados de la serie por diversos problemas y con bastantes cojonazos explotaron la mismísima idea punto por punto pero en otra serie, “Infelices para siempre”. Sin embargo introdujeron una novedad. ¿Cuál era? ¿Dios mío es que no se han enterado todavía de que va el artículo? ¡Pues un conejo de trapo que hablaba! Respondía al nombre de Mr. Floppy y solo hablaba con Jack el pater familias. Un perdedor inútil, patán y derrotado por la vida y su familia. Mr. Floppy era un alter ego de Jack y era de largo lo mejor de la serie (Alguno opinaran que lo mejor de la serie era Nikki Cox desde un enfoque mas glandular), cínico, irónico, carismático y con una sección al final del programa en la que contestaba cartas y podía soltar perlas como lo que le haría a Drew Barrymore el día que la pillara por banda.

Cuando la realidad volvía a vencer a Jack, otra vez más, bajaba al sótano donde vivía y Mr. Floppy le ponía los puntos sobre las íes y le devolvía a su senda (Que no necesariamente a la senda correcta sino simplemente a la suya).

Un ídolo

Donnie Darko

Otro salto temporal mas y aparecemos en a 2001 cuando se estrena una película bajo el titulo de Donnie Darko. “Parece el nombre de un superhéroe” pero no lo es, y la película tampoco trata de superhéroes.

La peli es fantástica (En más de un sentido), y cuenta en el reparto con actores conocidos, como Drew Barrymore o Patrick Swayze, en papeles secundarios y esta ambientada con una estupenda banda sonora ochentera. Es una extraña mezcla de cine de Lynch, cine de institutos americanos, viajes temporales y lo adivinan: ¡Conejos parlantes!

Frank, el conejo de la foto le salva a Donnie la vida evitando que este en su cama cuando el motor de un avión cae en su habitación. Además le dice que el mundo tal y como lo conoce va a acabar en el plazo exacto de 28 días. El resto de la peli son los acontecimientos que le ocurren a Donnie en ese lapso hasta el final del plazo.

Por supuesto a Frank sólo lo ve Donnie, un particular adolescente problemático al que la vida se le vuelve aun más rara. En esta peli el conejo deja de ser un amable amigo o un simpático secundario, y pasa a ser un personaje cuanto menos inquietante

Al meter esta película aquí hago cierta trampa, lo reconozco.

Acojona tronco lo nuevo de los Yudas

Todo mola más con conejos gigantes, queda claro. Si el precio para que le hablé a uno un conejo gigante es la propia cordura, diablos, correría raudo a cerrar el trato. Fausto vendió su alma por bastante menos.

Etiquetas:

06 septiembre 2005

Leyendas Urbanas de Ayer, Hoy y Siempre.

Desde siempre que los humanoides (aka, nosotros mismos) hemos inventado historias.
Algunas con moraleja, para avisar al personal del peligro que nos acecha.
Perrault, con Caperucita Roja, enseñó a las niñas a no fiarse de señores velludos que se insinúan sensualmente vistiéndose con la camisola de dormir de una abuelita (a la que han descuartizado previamente).
Lewis Carrol (tararararararabuelo de Pepe, el mago) nos contó mediante un mundo surreal de fantasía que el LSD nos hace ver conejos parlanchines y barajas de cartas jugando al ajedrez.
Y Melody ilustró a toda una generación de mocosos el miedo que todas las madres nos habían intentado inculcar cuando éramos peques: no te fíes de extraños, que te secuestran. Evidentemente, me refería a Melody, hija de majarajá. La otra Melody es hija de otra cosa que me callo y no cae la breva de que la secuestren, por ahí anda, en edad escolar cantando giliflauteces varias.
Prosigamos.
Como decía, inventamos historias. En general, somos máquinas de decir trolas de dimensiones bíblicas. Algunas, como las anteriormente mencionadas, para alertar a la gente y prevenirlos. Otras, las contamos por mera diversión. Hacemos mofa de todo aquello que nos da rabia y hacemos correr bulos y bolas como quien reparte panes y peces. Hasta que llega un punto en que nos superamos y decimos “ahora, vamos a soltar burradas de verdad, que den miedo a la gente. ¿Por qué? Pues ni idea, pero que se jodan.”
Y es así como se crean las...

(chan-tachán de casiotone y grito de quinceañera de envidiable pulmón)

LEYENDAS URBANAS (y ahora, un aullido de lobo).




Esto no es una leyenda urbana, es la puta realidad.


Las leyendas urbanas se sustentan en unos puntos básicos:

-Situación. Punto neurálgico de algún lugar, a ser posible con nombre raro (si es Massachussets, mejor que mejor). Si no, siempre nos queda “el barrio”. Si ha pasado en una zona cercana a nuestra casa (y por consecuencia, la de nuestros vecinos), el morbo y el miedo incrementan en un 90%. “¡Hay un violador/asesino de la baraja/enano verde con la cara de Quique Sanfrancisco en EL BARRIO!”. Nunca falla.

-Protagonista. La primera opción, un familiar cercano. Un primo/a es ideal. Pensad que cuanto más os alejéis del núcleo de vuestro árbol genealógico, menos credibilidad tenéis. Que eso de “pues al primo del cuñado del mejor colega de mi hermana lo sodomizaron con un muslo de pollo una pareja de guardiaciviles”, cuela poco.
En cambio, si ponemos un miembro de la familia Real (ejemplo):
“Pues el otro día encontraron al Marichalao en la Casa de Campo vestido de guardiacivil persiguiendo a dos pollos”, la cosa mejora notablemente.
Esta familia será vuestro mejor comodín. Y que luego digan que no sirven para nada, nchts.

-Historia. La que sea, tal cual. Mientras haya sexo explícito, violencia, extraterrestres o cualquier tipo de escándalo, sirve. Un poco de documentación sobre la zona, 4 nombres que encajen bien y un secreto oscuro, y el bulo viene rodado.

Enumeradas las partes sustanciales, vayamos a ver algunos de los mejores ejemplos de leyenda urbana que se pueden encontrar hoy en día.

LEYENDAS MÍTICAS:

La Chica de la Curva.
¿Quién no ha escuchado alguna vez en su corta existencia la historia de este fantasma con porte de buen samaritano?
Ese hombre que va con su 3 puertas, apatrullando una carretera desierta y obsoleta, en una bonita noche de niebla. De repente, vislumbra a lo lejos una autoestopista lánguida y paliducha, a la cual recoge en un acto de buena fe. La viajera se monta detrás y no tercia palabra en todo el trayecto. El buen conductor toma un puerto de montaña, y entre la niebla y el buen estado de la carretera (tanto impuesto para una mierda, me permito comentar), no ve la accidentada curva que se le viene encima. Nuestra autoestopista modosita es entonces cuando afina sus cuerdas vocales y alerta al hombre. “Cuidado”.
Se supera la curva de un volantazo, y nuestra víctima, ante tal estupefacción, le pregunta:
-“¿Cómo sabías que venía esa curva?
A lo que ella contesta:
-“Yo me maté en esta curva”.
Cuando el hombre se quiere girar hacia los asientos de detrás para decirle que qué sustancias ha ingerido...oh sorpresa: la tripulante ya no está. ¿Cómo ha salido del coche, si era un fastuoso SEAT Ibiza de 3 puertas, con asiento abatible? Pues no se sabe, pero conductor conductorcete, te acaban de chafar el polvete. Porque en realidad sabemos para qué recogías a la muchacha, degenerao.

No se fien de seres lánguidos y delicados que hacen autoestop de noche.


En el suburbano habitan cosas malignas, y no son Fraguels.
Esta es preciosa. Y además, hay dos versiones.
La primera: individuos que enardecidos por la fiebre Cocodrilo Dundee (o un polo Lacoste mismo), se lían a comprar reptiles. Crías de aligator, por ejemplo. Cuando empiezan a observar cómo el animalico crece y crece, llegando a tener miedo por la seguridad de la familia que tanto ha costado levantar, lo tiran por el WC. Cómo cuela el inodoro, ya no es cosa mía. La leyenda se cuenta asíng.
Por lo tanto, si sumamos todos los reptiles exmascotas que han sido arrojados fosa séptica p´abajo, nos encontramos con que actualmente existe una manada de cocodrilos enormes, enfurecidos y (casualmente) transmutados que corretean a sus anchas por las cloacas de nuestra ciudad. Saluden fogosamente a las patrullas de limpiadores de cloacas que encuentren a su paso. Abracen a los integrantes de BcnSubsòl!, pues es posible que no los vean nunca jamás de los jamases. Loor al héroe.

La otra versión de la vida del suburbano se basa en las lineas muertas del metro.
Sintechos, yonis y demás individuos han creado su propia ciudad sin ley en una bifurcación de la línea amarilla, dirección Fórum. Allí viven bajo sus normas y sus cositas, y aterrorizan a todo aquél que osa entrometerse en sus dominios. A todo esto...¿alguien realmente está tan mal del cebollo como para adentrarse en los túneles del metro, aunque esté fuera de servicio y no pasen trenes?? Yo creo que más que criaturas deformes y monstruitos varios de carácter hostil, uno lo que se encuentra son cucarachas carnívoras del tamaño de una rinconera del IKEA.
Allá ustedes.

Ese aspecto adorable esconde algo muy muy oscuro, seguro.


He ligado y me ha costado un riñón (literalmente).
Gigoló nocturno y con dificultad para arrimar la little onion hace migas con moza jamona, la cual lo engatusa e, increíblemente, se deja llevar al huerto.
Una vez en la habitación del hotel, ella le da una copa de champagne francés atiborrada de somnífero. Que en realidad es Vichy Catalán, lo que le da el sabor centelleante a uva pochada es el veneno, joder. Él cae como un ceporro, y ronca como tal, en lo que han sido los preliminares de un polvo salvaje. Posiblemente ella lo haya sodomizado con el palo de una escoba para hacer el paripé, y él feliz, oiga.
Al despertarse el maromo, y creerse al lado de la diosa de la fertilidad, descubre que se encuentra en mitad de una playa desierta, sin un duro (ni ropa) y con un costurón en la zona lumbar. Los traficantes de órganos son implacables. Quieres una noche de sexo y te joden media depuradora de orines.
Otra opción de mismo final es, en lugar de terminar en la playa, seguir en el mismo hotel, pero descubrir al lado una cámara de fotos Polaroid con una par de instantáneas de la jamona metiéndose el cepillo de dientes de la víctima por todo lo que sería la puerta de Moria. Enrevesado es, pero no por ello menos desternillante.


Me han dado gato por liebre (o rata por McPollo)
Las comidas. Los restaurantes con viandas de dudoso origen.
El mito de la uña de rata en la hamburguesa. La del caniche ladrando desde la cocina de un restaurante chino.
Hay que reconocer que es prácticamente imposible saber qué ingerimos hoy en día. Entre los alimentos digievolucionados en los invernaderos y los cruces animaloides en los laboratorios, es mejor cerrar los ojos y tragar (esto ya lo decía Rocco).
Pero bueno, un tomate siempre tendrá aspecto de tomate. Y tomates hay muchos.
Otra cosa es plantearse:
-¿Cuántos McDonalds hay en el mundo? ¿Y cuántas reses de vacuno? Ahora descontad las sagradas de la India. ¿Cuántas os quedan? No cuadra, ¿eh? Pues eso.
-Realmente...¿el bambú tiene tan mal aspecto? ¿Dónde empiezan las setas y termina la ternera? ¿Por qué cuando preguntas “¿qué lleva el plato Familia Feliz?” te contestan “familia feliz”????? ¿Es acaso una revelación? ¿Cuántos entierros de chinos hay en vuestra ciudad??
-¿Stephen King se inspiró en Ronald McDonald para escribir IT?

Demasiadas cuestiones acerca de algo que luego hay que digerir. Y seguiremos consumiendo rollitos de primavera, pero miraremos mal al camarero y conspiraremos. Hala.


Gato Pekín. Muy suculento.


LEYENDAS MUSICALES

¡¡Kiss son satánicos!!
Esta me encanta.
Según un testículo de Jehová que hizo correr una tronchante carta por esto del internés, Kiss no significaba beso (imagen hiperglam a juego con el grupo), si no “Knights In Satan Service” (caballeros al servicio de Satán). Te cagas. Además de eso, sus letras tenían intrínseco un mensaje la tela de maligno que se ocultaba mediante dobles interpretaciones y tal.
Aunque lo mejor fue cuándo se aseguró que las supuestas pinturas de Simmons y compañía eran en realidad enfermedades de la piel, debidas directamente a su origen demoníaco. Pues qué putada el bataka, que tenía cara de gato, ¿no?

Elvis está Vivo, me lo dijo un Amigo
Y vive con otros famosos de alto copete en una isla fuera de las coordenadas de los mapas. No sabemos donde está, pero está. Y llegó a ella mediante un platillo volante que lo transportó, seguramente con ayuda de una grua del RACC. Porque, discúlpenme, pero en su última etapa Elvis parecía una Otsein con doble bombo.
Él es feliz, y nosotros seguimos nuestras vidas felizmente, también. ¿Relamente a alguien le importa dónde está Elvis? ¿Y si es un zombi? Qué más dará, sigue sacando discos recopilatorios sin asomar la nariz por ningún lado, eso los fans lo agradecen. Aunque sospecho que no los edita él, si no algún familiar con ganas de engrosar las arcas, ojo.

Paul McCartney, ¡¡¡IMPOSTOR!!!
He aquí la leyenda urbana más rara, imposible y conspiranoide.
Resulta que el actual Paul no es el original (lo que nos faltaba, para un puto Beatle que nos queda vivo...). El genuino murió hace tiempo, pero los directores de marketing, muy avispados ellos, pusieron a este señor para hacer ver que no había pasado nada. Antonio López, que podría llamarse así el individuo este que dice ser Paul, engrandece la banda, nadie nota el cambiazo y todo es alegría y jolgorio.
¿Qué cómo se llega a esta conclusión tan chorra? Pues se dice, se comenta, se rumorea que hay varios indicios en las portadas de los discos de esta famosísima banda.
El primero, el Abbey Road. En esta foto, el único que aparece descalzo es McCartney. Y además, la matrícula del coche que aparece de fondo reza “IF28” o algo asín. Es decir “si tuviera 28” o “si estuviera vivo, tendría 28, desgraciadamente, está criando malvas”.
El otro indicio es la portada del Sargent Pepper. En teoría, si se leen del revés las letras que luce el fotomontaje, pone: “Paul vuelve”.
Y así, tantas más. A mí me parece que lo que hay es demasiada gente con tiempo libre abundante. Un pico y una pala, joder.

¿Es Antonio Ozores el verdadero Antonio Ozores?


LEYENDAS TELEVISIVAS

Ricky, el Armario, el Perro y Paté la Piara.
Esta para mí es el súmum. Maldita sea, quién la hizo correr era un genio, un maestro instructor de las masas.
Ese programa que nadie vio pero que todo el mundo afirma que existe, aunque sea por internet.
Sorpresa Sorpresa quiere brindar una ídem a una muchacha fan de Ricky Martín. Así que, siguiendo con los parámetros de este magazine, encierran al cantante dentro del mueble y encienden la cámara oculta, esperando que entre en escena la víctima, salga el julai del armario y todos se pongan a llorar de felicidad. Pero resulta que no, que la chiquilla lo que hace es sentarse en un sofá, bajarse las bragas, untarse todo lo que sería aquello con foiegras y llamar a su mascota perruna a que deshaga el entuerto.
A todo esto, tenemos a Ricky en alguna situación dentro del armario (alomejor el sorprendido gratamente es él) y a Isabel Gemio, presentadora por aquel entonces, cortándose las venas en el plató.
Pero ah...nadie lo ha visto. Todo el mundo habla de ello, pero mediante el “yo tengo un primo que...”. Un genio, lo que yo diga.

Aerolitos en Tocina (bar El Pelón)
En un pueblo andaluz en el quinto pino de todos lados, empiezan a caer aerolitos, cachos de hielo del tamaño de una minicadena.
El pueblo en cuestión es Tocina, y el local más cercano al primer aerolito caído, bar El Pelón. Con estos datos, ya tenemos éxito asegurado.
Se barajan muchas posibilidades:
Por una parte, que sea un trozo de cola de un cometa. Otra, y más escatológica, que un avión haya abierto las compuertas de los artefactos desechables y nos encontremos ante un montón de mierda congelada, debido a la altura y la temperatura de la que proviene.
Pues no. Al final resultó que eran un pueblo de cachondos que liaron todo esto para salir por la TV. Y uno de ellos, además, aprovechó para abollarle el coche a un vecino. Esto sí que es verídico, me despollo.

Marilyn Manson en Aquellos Maravillosos Años.
Sí, y también se ha quitado costillas para chuparse el miembro consorte.
Bah, ya os digo yo que esta leyenda está más que desmentida (la del pasado televisivo de Brian Warner). Lo que pasa es que imaginárnoslo como una especie de Milhouse en aquella serie nos hace gracia, y por ello siempre caemos en lo mismo.
“Sí, sí, muy satánico, pero mira que pintas en la serie”. Coño, como si las que tiene ahora fueran normales, no te jode.


Ronnie James Dio era en realidad Pumuky.


Desde mi humilde pupitre, y para finalizar este artículo, insto desde aquí a nuestros queridos lectores a que inventen su propia leyenda urbana.
Si se la cuentan a la vecina del primero, que la protagonista sea la portera y a ser posible que haya un misterio sobre alguna matanza pasada en el bloque.
Si se la cuentan a un amigo/amiga, que el autor de los hechos sea el padre de un tercer conocido y que aparezcan muchos travestis.
Y si se la cuentan a quien sea, asegúrese de que queda bien claro que Letizia en realidad es un reptil venido de las grutas cloaquiles, como un alienígena cualquiera de V.

Etiquetas:

04 septiembre 2005

Clásicos Bizarros ( I parte )

Tú, jóven de pro, sabes más de música de lo que crees. En tí reside un esteta, aunque te guste Rafaella Carrá o te hayas bajado la sintonía de Pasión de Gavilanes, como yo. Anda que no tienes tú background musical ni nada. Y sin necesidad de desperdiciar la pasta en la Rockdelux (augh). Quizá no comprendas aún el vínculo existente entre José Coronado y Jacques Offenbach, o entre Gargamel y Schubert, pero para eso estamos aquí. Para ilustarte, pequeño padawan.

Y es que vivimos rodeados de Música Clásica, amiguetes. Anunciantes, diseñadores de videojuegos, gente del cine o la animación... todos ellos han chupado de la teta de los clásicos y de ese peazo patrimonio que nos dejaron. Rebusquemos un poquito en nuestras vidas para descubrir conexiones curiosas entre un entorno pelín bizarro y las altas esferas de los clásicos.

¿Fuiste un afortunado poseedor de una GameBoy antígua? Sí, hombre, esa consola en monocromo, tan fácilmente transportable como un cerdo ibérico adulto. En aquel tocho entrañable jugamos todos como posesos al Tetris, jueguecito incluido con la consola. Personalmente, creo que era casi lo mejor que me ofreció ese aparatito, con honrosas excepciones. Joder, si hasta jugaban nuestras madres. O por lo menos la mía lo intentaba, oye.


Yo aún recuerdo los tres soniquetes rayantes que acompañaban al juego. A, B, y C-Type (R-Type no había, fíjate). Pues cual sería mi sospresa cuando un día abro un libraco de Suites Francesas de Bach y me topo (Hans) con la musiquita del C-Type del Tetris. Qué emoción, oigan. Además, era la que más me gustaba de las tres. Sin saberlo, nuestro amigo JoSeBa nos acompañaba entre tanta L y tanto cubo cabrón, que como jodían, los muy asquerosos. Además, han de saber que si fueron lo suficientemente hábiles y se pasaron el modo B en su variante más difícil, verían a un grupo de alcohólicos rusos ( valga la redundancia ) bailando al son del famoso Hopak de "El Cascanueces" de Tchaikowsky. Dos clásicos en el mismo cartucho, hala.

Y siguiendo con mi añorada GameBoy (JuegoNiño, a veces las traducciones hacen mucho daño) mencionar otro juego poco conocido pero con varios clásicos en su banda sonora. Se trata del Dr. Franken, jueguecillo en el que tenías que recuperar las piezas de tu amada Frankensteina mientras sonaba el adagio inicial de la sonata Claro de Luna de Beethoven de fondo. Y lo mejor, la pantalla de los créditos, con la fuga en do menor del primer volumen del Clave Bien Temperado (de Bach otra vez, aclaremos). Un fugón que te cagas, y que quedaba de puta madre. Y es que para estos rollos de cuatro pistas cutres, un tipo como Bach es un jodido filón, siempre queda de vicio, tan polifónico él.

Si seguimos en el universo del videojuego, pero un poco más atrás en el tiempo, nos podemos frotar las manos ante el panorama que nos ofrecen las musiquitas que se diseñaron para el Amstrad CPC o el Spectrum, esas máquinas que te regalaron tus padres para "hacer los trabajos del cole". Y es que sin saberlo, de nuevo nos hemos viciado cosa mala acompañados de remezclas sintetizadas de tipos muertos hace cientos de años. Hablamos de música, no de zumo de zombi, so bestia.

Yo reconozco que tengo una especie de desviación rara con estas sintonías (Gauntlet, Commando, Bubble Bobble, Contra (Cosmin), qué musiquillas...) y más si se trata de musiquita compuesta basándose en composiciones clásicas. Imposible no acordarse del Ghost and Goblins, que nos hizo darnos cuenta de lo sencillo que era crear un gran juego y de lo mal que le quedan los gallumbos a lunares a la gente con barba. Pues en una de las sintonías de dicho juego el compositor cita, a modo de homenaje, los primeros compases del preludio nº20 en do menor de Chopin. Olé sus huevos. Por cierto, a mi me encanta toda la música que acompaña a este juego y a su secuela (Ghost and Ghouls). De lo mejor que he escuchado en su género, no duden en hacerse con ellas si pueden.


Más apropiaciones: Parodius, un matamarcianos plagado de arreglos muy divertidos de la Sinfonía del Nuevo Mundo de Dvorak ( el 4º movimiento sinomequivoco ), el vuelo del moscardón de Rimsky, el primer concierto para piano de Tchaikowsky y otras piezas famosas de Grieg o Bizet. Descacharrante. Y esto no tiene que ver con el género clásico, pero no se si soy yo, pero la banda sonora del James Pond 2 me recuerda cosa mala a la BSO de Terminator 2. Sé que es retorcido, pero para llamarme enfermo, póngase a la cola, por favor.

Pasemos a citar dos o tres cosillas sobre series de animación. Recordar que el gato de Gargamel se llamaba Azrael no tiene mucho peligro, pero creo que hay que tener algun tipo de disfunción para recordar la música que acompañaba las apariciones del maloso de turno de Los Pitufos. Ahí lo tienen, el leitmotiv wagneriano aplicado a los pitufillos. La cosa es que yo recuerdo ese soniquete más que nada porque era un arrejuntamiento de dos temas clásicos:

-Uno de los temas principales de la Sinfonía Incompleta de Schubert
-Y uno de los motivos recurrentes de Scherezade de Rimsky Korsakoff

Y quedaba muy bien, oigan.

La factoría Groening tambien tiene varios puntos de conexión con los clásicos. Sin ir más lejos, podemos oir un buen fragmento de la Sexta Sinfonía (Pastoral) de Beethoven en el capítulo en el que Marge transforma Rasca y Pica en una serie moñarras. Recientemente he visto un capítulo de las últimas temporadas en el que Marge se hace culturista y escuchamos el famoso Adagio de Barber (que sale en Platoon, tambien) y recuerdo que cuando el Pequeño-Ayudante-de-Santa-Claus se escapaba de casa, nos ponían Pedro y el Lobo de Prokofiev para acompañar la escena. Incluso hemos visto a los Simpson yendo a ver Carmen, y partiéndose a costa de la operuela.

Pero quizá una de las conexiones más jartas es la que se refiere al nombre de Leela, la intrépida y uniocular capitana de Planet Express. Para el que no lo sepa, su nombre completo es Turanga Leela, viene del sánscrito y significa "canción de amor, himno de la alegría, tiempo, movimiento vida y muerte". Estos indios si que saben economizar con el lenguaje, maldita sea. Pues el nombre de nuestra cíclope preferida se debe a una sinfonía con el mismo nombre compuesta allá por 1946-48 por Olivier Messiaen , uno de los músicos más relevantes de la segunda mitad del siglo XX, con permiso de Gyorgy Ligeti y Luixy Toledo. Se trata de una de las obras más famosas en las que podamos oir las Ondas Martenot, tan propias de las pelis de sci-fi y que siempre que las oigo me viene a la cabeza Plan 9 del Espacio Exterior.

En el mundo del anime tambien se ha echado mano de Música Clásica. Por ejemplo, en la serie Slayers, en su tercera temporada ( Slayers Try, si no me equivoco ) tenemos al final un lío del copón con la clásica destrucción inminente del mundo, y todo un pifostio terrible organizado en torno a unos dragones y varias armas mágicas y blabla. Pues durante todos esos capítulos finales, para darle un tono épico-melancólico a la cosa, podemos escuchar como banda sonora un arreglo del Adagio de la 3ª Sinfonía de Brahms, que me pone de punta los pelos del escroto cada vez que lo oigo. Una sinfonía cojonuda, y ese adagio en concreto, es una música triste y hermosa como pocas. Y por cierto, a mi la serie me molaba un puñao. Y las barbas de Brahms, tambien, vean, vean.

Y como veo que me enrrollo, dejamos más morralla para próximas entregas: Copieteos a los clásicos, más televisión y publicidad con clásicos chorras. Propicios días a todos. Nos vemos.

Etiquetas: